Una visita por las lagunas de Culebrillas y Suitococha

Leonardo Idrobo

Leer la experiencia

Datos importantes
Presupuesto:
Bajo - $100
Tiempo recomendado:
1 día

Una visita por las lagunas de Culebrillas y Suitococha

La laguna de Culebrillas se encuentra en una zona conflictiva de territorio entre las provincias de Cañar y Chimborazo, bueno eso nos enteramos ese día por eso salimos medio asustados.

Hemos recorrido muchos lugares de nuestro grandioso Ecuador y cada vez más nos sorprendemos de las maravillas que encontramos.

Sabíamos que sería un viaje bastante largo así que salimos a la media noche de la casa, pues queríamos hacer esta ruta en un solo día debido a que andábamos cortos de presupuesto para quedarnos en algún hostal, tampoco queríamos acampar pues no conocíamos la zona como era.

Realizamos una pequeña planificación para poder ir directo y retornar el mismo día, puesto que esta vez no haríamos paradas intermedias sino nuestro rumbo sería directo hasta la laguna de Culebrillas

Cerca de 7 horas de viaje, nos tomaría llegar hasta este destino, pero es inevitable ir fotografiando los paisajes que uno va encontrando en el camino.

Para llegar hasta este lugar, partiendo desde Quito, se toma la panamericana sur, es preferible ir en vehículo 4x4 porque el camino es de tercer orden ya en los tramos cercanos a la laguna.

Decidimos llegar hasta el Tambo para desayunar y preguntar si aún nos faltaba mucho, llegando al Tambo o a la ciudad de Cañar es más fácil ubicarse ya que todos los pobladores de la zona conocen la laguna y te pueden guiar como llegar.

Nos faltaba alrededor de 60 km aproximadamente así que nos tomaríamos un pequeño descanso para estirar las piernas y tomarnos uno que otro selfie.

El ingreso se lo realiza por la vía Durán – El Tambo, ya se puede ver el camino de tercer orden, desde allí alrededor de 1 hora más para llegar a la laguna de Culebrillas, pero como siempre, hay lugares maravillosos en medio camino que no podemos dejar pasar por alto para tomar un respiro y disfrutar.

Esta vez nos encontramos con una laguna muy bonita rodeada de pinas llamada Suitococha, el sol nos acompañaba, el cielo casi totalmente despejado pero con una brisa bastante fría por lo que se recomienda ir abrigados a esta zona.

Parada obligatoria y a las fotos, Sebas estaba aprendiendo a usar su cámara y tuvo la suerte de capturar en su cámara un pequeño cervatillo, nos quedamos admirados al verlo, fueron no más de 5 segundos, pero uno de los pocos momentos que se quedarán grabados toda la vida en nuestra memoria.

Continuamos avanzando por un camino de tierra, se veía que no había llovido hace un buen tiempo, puesto un camión que iba adelante levantaba bastante polvo, tanto que nuestro auto quedo más que blanco.

Un solo camino ni para perderse, así que íbamos tranquilos, preguntamos en el camino y nos dijeron que aún faltaba una hora, en ese momento nos regresamos a ver entre todos pues hace una hora nos dijeron lo mismo, pero bueno estábamos disfrutando del paisaje aunque ya estábamos algo cansados.

Continuamos avanzando y en el camino veíamos un borde de quebrada con un río culebrero, continuamos y parecía que las montañas se iban abriendo para nosotros, volvimos para relajarnos un rato y nos pusimos a jugar con las cámaras, la idea era distraernos para apalear el cansancio del viaje.

Ya veíamos a lo lejos una laguna entre las montañas, sabíamos que ya estábamos llegando, pero llegó un punto en donde hubo tráfico de vehículos, decenas de camionetas y camiones estaban estacionados, sin darnos cuenta detrás de nosotros venían más, no sabíamos que era lo que pasaba así que nos estacionamos y continuamos a pie, bastante gente había en la zona, al parecer había una reunión indígena, algunos llegaban a pie y otros a caballo , pero imaginamos que había por lo menos unas 30 personas avanzando a la laguna.

Nos llamó mucho la atención, pero nadie nos decía nada hasta que llegamos al control, y el guardaparque nos comenta que era una reunión entre los pobladores de las parroquias aledañas a la laguna y que se debía a los problemas limítrofes que tenían, y que a veces la cosa se pone fea, así que como dice el dicho más vale aquí corrió que aquí cayó, así que tomamos par fotos y nos fuimos de regreso.

Al querer salir en el auto estábamos bastante complicados, pues estábamos bastante corchados, media hora para poder salir de esa congestión de carros que se hizo detrás de nosotros, pero lo logramos.

Tendremos que regresar un día que no haya reunión indígena, los habitantes Cañaris plasman a este lugar como punto de partida de su origen, así que es considerado como un lugar cultural y ancestral para esta población.

Luego de salir de la zona como siempre buscamos algo más y llegamos hasta Laguna Sontzahuin así que fue un 3 x 1 esta ruta, conocimos 3 hermosas lagunas, pero de seguro nos falta mucho más por conocer, puesto que cerca también el Capac Ñan, que es el tramo mejor conservado  del camino del Inca, el Cerro Yanahurco, Tambo de Paredones que son un grupo de estructuras incaicas, además de varias lagunas cerca donde se puede disfrutar de una muy buena caminata.

Esta vez nos vamos contentos, pero esperando regresar a este bello lugar.

Datos importantes
Presupuesto:
Bajo - $100
Tiempo recomendado:
1 día
Experiencia relatada por:
Leonardo Idrobo

Unete a nuestra familia de viajeros

Si te encanta viajar este es el lugar para ti. Conoce nuestros beneficios, y si deseas escribir para el blog escríbenos a info@viveviajando.ec

Remuneración por experiencia relatada.

Acceso a eventos
exclusivos de viajes

Exposición en nuestros medios digitales