Una aventura por el Estero Salado

Gabriela Andramuño

Leer la experiencia

Datos importantes
Presupuesto:
Menos de $100
Tiempo recomendado:
1 día

Una aventura por el Estero Salado

Comencemos desde el principio de la historia: El Estero Salado es un ramal conocido como Estero Cobina, que se une al río Guayas por medio de un canal provisto de esclusas. Durante años, este lugar ha sufrido graves problemas causados por la contaminación, que fueron aumentando con el pasar del tiempo. Sin embargo, gracias al esfuerzo de cierto grupos de ciudadanos, y la alcaldía de la ciudad, el estero ha ido transformándose poco a poco, hasta llegar a convertirse en un lugar turístico. Es precisamente por eso, que escogimos al Estero Salado como uno de nuestro top 10 en Bucketlistec.

En esta ocasión, fue más fácil llegar a nuestro siguiente punto. Nos reunimos con todo el Team en la Primax que está ubicada en la Plaza Dañin. Desde allí, nos organizamos para salir y disfrutar el día recorriendo este hermoso punto turístico.

Una ruta como el Estero Salado ayuda a promocionar la ciudad y, además, de potenciar el turismo. Es por esto, que a través de un proyecto de saneamiento y recolección de residuos, el Estero Salado se convirtió en un punto turístico.

Durante varios años, el Estero Salado fue un espacio deteriorado, olvidado y con múltiples conflictos ambientales y sociales. Por esta razón, el Ministerio del Ambiente del Ecuador (MAE), a través del proyecto Guayaquil Ecológico, trabajó en la descontaminación de este importante brazo de mar, desde varios frentes como concienciación y educación ambiental;

Junto con el Team Bucketlistec, recorrimos todos los puntos claves del Estero Salado. El primer punto es el Mirador Cerro Paraíso en Bellavista, desde donde pudimos observar el oeste de toda la ciudad y ver cómo la naturaleza se impone con sus grandes árboles. Sin duda, tuvimos una vista panorámica de nuestra hermosa ciudad.

Seguimos caminando y nos encontramos con el puente de la Juventud, que está rodeado por el estero. Nos dimos cuenta que este puente es muy visitado por muchos que se toman unos minutos para disfrutar de la vista o simplemente para leer un libro. Aquí pudimos hacer algo de ciclismo, ya que el lugar te da la opción para realizar este deporte, y puedes ver cómo los remeros participan en canotaje, que es otro deporte muy practicado en el lugar. Si tienes algo de tiempo, te recomendamos que te quedes hasta las 6pm, ya que ver el atardecer desde este punto es, sin duda, un espectáculo para tus ojos.

Luego nos dirigimos hacia el puente El Velero. Allí nos encontramos un vitral que muestra la leyenda de los indios huancavilcas Guayas y Quil, quienes eran parte del cacicazgo que dominaba las tierras en las que actualmente se asienta la ciudad de Guayaquil. Es una leyenda que todo Guayaquileño debe conocer.

Dentro de todo lo que puedes hacer en las 12 hectáreas del Estero Salado, está el Parque Lineal de la Av. Barcelona, que además de ser un lugar emblemático de la ciudad, cuenta con áreas para entrenamientos deportivos. A lo largo de todo el recorrido del circuito, puedes encontrar lugares para comer, desde empanadas hasta ceviches. Todo dependerá del presupuesto: los precios rondan entre los $0,60 hasta $6.

Paseo Naútico

Una de las tradiciones de todo guayaquileño son los paseos en bote por el Estero Salado. Sin embargo, esta tradición se ha ido perdiendo, por toda la contaminación que había en el lugar.

Actualmente, el embarcadero de botes a remo cuenta con capacidad de 4 a 15 personas, aproximadamente. Nosotros éramos 8, así que nos subimos a un bote y comenzamos a recorrer el renovado Estero Salado. Sin duda, durante esta experiencia, vives una conexión directa con toda la naturaleza que puedes apreciar. Te recomendamos ir entre las 16h00 y 17h30, cuando el sol no es tan fuerte y lograrás disfrutar de la caída del sol

Todo el recorrido dura aproximadamente 45 a 50 minutos, y hay dos opciones de recorrido: la primera te lleva hasta la Universidad de Guayaquil; el segundo recorrido te lleva hasta la calle 17, y una vez ahí, puedes observar las casas del suburbio que actualmente están restauradas.

No sólo encontramos botes de madera que son los tradicionales, también puedes escoger botes a motor o los cisnes, embarcaciones con pedal para unas cinco personas. Luego de nuestra aventura, nos fuimos a comer algo por el sector, quedando satisfechos de haber estado en uno de los mejores puntos turísticos de Guayaquil, nuestra ciudad.

Datos importantes
Presupuesto:
Menos de $100
Tiempo recomendado:
1 día
Experiencia relatada por:
Gabriela Andramuño

Unete a nuestra familia de viajeros

Si te encanta viajar este es el lugar para ti. Conoce nuestros beneficios, y si deseas escribir para el blog escríbenos a info@viveviajando.ec

Remuneración por experiencia relatada.

Acceso a eventos
exclusivos de viajes

Exposición en nuestros medios digitales