Salto de Péndulo

Unexpected.ec

Leer la experiencia

Datos importantes
Presupuesto:
Medio - $101 a $250
Tiempo recomendado:
1-2 días

Salto de Péndulo

Siempre habíamos visto videos de personas saltando desde un acantilado en Brasil y creíamos que para hacerlo tendríamos que ir hasta allá. Un día, mientras estábamos en Instagram, vimos un video de un grupo de escaladores que estaban realizando estos saltos extremos aquí en Ecuador. Obviamente, apenas lo vimos investigamos quiénes eran y los contactamos para vivir la experiencia.

En ese momento que conocimos a Daniel Carrión, conocido como “El Vagre” en el mundo de la montaña. Él nos dijo que este salto lo había realizado hace 7 años para una producción, y que armar todo ese sistema le tomaba prácticamente un día. Por esa razón, nos propuso que si reuníamos a 15 personas dispuestas a hacer el salto de péndulo, podríamos agendar una fecha para hacerlo. Fue así que empezamos la búsqueda de 15 locos que también quieran vivir esta experiencia, ¡y lo logramos! El grupo era totalmente variado: hombres y mujeres de diferentes edades, pero con el mismo espíritu extremo.

Una vez coordinado todo, nos reunimos las 15 personas en la Primax de Entre Ríos, donde aprovechamos para comprar snacks y bebidas, y así empezar el viaje hacia el acantilado San Juan, que es donde íbamos a realizar el Salto de Péndulo.

Cuando llegamos al acantilado, vimos a lo lejos que se veía una cuerda colgando de lado a lado. ¡Se veía más alto de lo que pensábamos! La caída era de aproximadamente 60 a 70 metros. Era demasiado divertido ver las reacciones de todos: algunos se asustaron al ver lo alto que era y se preguntaban si aún estaban a tiempo de arrepentirse; otros estaban emocionados por la adrenalina del salto, y el resto simplemente se reía para ocultar los nervios.

Cuando ya nos acercamos al lugar específico desde donde saltaríamos, el Vagre nos preguntó si alguien alguna vez había hecho rapel. La mayoría no lo había hecho así que nos explicó a todos en qué consistía, y que lo tendríamos que hacer para bajar una vez que ya nos hayamos lanzado. Cada quien ya tenía definido su turno para lanzarse, así que cada vez que le tocaba a alguien, el procedimiento era el mismo: El Vagre te enseña paso a paso lo que debes hacer una vez que ya te hayas lanzado, cómo debes desatar las cuerdas, cómo debes hacer rapel y otras instrucciones de seguridad. Una vez que te haya hecho practicar y se haya asegurado que estás listo, te empieza a equipar con el casco, arnés, mosquetones y una mochila que carga la cuerda. La explicación dura aproximadamente 10 minutos y luego de esto, ¡ya es hora de lanzarse!

Nosotros anteriormente nos habíamos lanzado desde un avión con paracaídas, y la sensación que tuvimos al lanzarnos desde el acantilado… ¡no se compara! No decimos que uno sea mejor que otro, pero definitivamente son sensaciones diferentes. La adrenalina que se siente al estar al borde de un acantilado y que eres tú el que tiene que saltar, es inexplicable. Cada vez que alguien saltaba, era demasiado chistoso escuchar los gritos y reacciones de todos. No hubo una persona que nos haya dicho que se había arrepentido o que no había sentido la adrenalina que tanto esperaba.

Una vez hecho el salto, nos quedamos columpiando mientras esperamos que la cuerda se tense para poder bajar a rapel. Hasta que esto pase, lo mejor de todo es simplemente disfrutar el paisaje de todo el acantilado San Juan, e incluso la chorrera, que es una cascada que está al inicio del acantilado.
Bajar a rapel realmente es muy sencillo, pero a veces los nervios pueden jugarte en contra por la altura a la que te encuentras. Lo importante es que en la parte de abajo, va a estar una persona dándote instrucciones y ayudándote en lo que necesites. Una vez que bajamos, nos tocó comenzar la caminata de vuelta hasta el punto de inicio del salto. El camino dura 30 minutos aproximadamente, y a algunos les puede costar un poco porque tienes que subir hasta el otro lado del acantilado, pero no es imposible. Realmente todo el trayecto es muy bonito e incluso si tienes suerte, puedes ver el volcán Chimborazo despejado.

Justo al terminar el camino de regreso, se encuentra el Chakana Camping Lodge. Este lugar ofrece hospedaje y también tiene una zona de camping por si quieres quedarte ahí el día anterior. También tienen un restaurante, así que nosotros aprovechamos a hacer una parada estratégica para almorzar y recargar energías para el viaje de regreso a Guayaquil. 

Lo que más nos gusta de este lugar es que tanto adentro en el comedor, como afuera en el parqueadero, se puede observar y tomar unas fotos espectaculares del volcán Chimborazo. Nuestros spots favoritos –sin duda– son en el parqueadero de Chakana, o en la calle con el Chimborazo de fondo.

¡Esta una experiencia totalmente Unexpected que nos encantó! Luego de hacerlo, no nos parecía justo ser los únicos en poderla vivir así que por lo menos un domingo al mes, ponemos a disposición 20 cupos para los que también quieran hacer la experiencia. 

Recuerda que este es un sistema que se arma con anticipación, es decir, que si vas en un día normal no lo vas a encontrar disponible para hacer el salto. El precio por salto es de $60, el cual es pagado con anticipación para asegurar tu cupo en la lista, de lo contrario no podrás saltar. Así que si tú también quieres hacerlo, puedes ir al link que aparece en la bio de nuestro Instagram @unexpected.ec para ver cuál es la siguiente fecha y te puedas apuntar. ¡Créenos que no te vas a arrepentir! No se olviden de seguirnos y nos vemos en la próxima aventura.

Datos importantes
Presupuesto:
Medio - $101 a $250
Tiempo recomendado:
1-2 días
Experiencia relatada por:
Unexpected.ec

Unete a nuestra familia de viajeros

Si te encanta viajar este es el lugar para ti. Conoce nuestros beneficios, y si deseas escribir para el blog escríbenos a info@viveviajando.ec

Remuneración por experiencia relatada.

Acceso a eventos
exclusivos de viajes

Exposición en nuestros medios digitales