La Ciudad Encantada de Piedra

Daniela Medina

Leer la experiencia

Datos importantes
Presupuesto:
más de $100
Tiempo recomendado:
2 días

La Ciudad Encantada de Piedra

Descubrir lugares mágicos y llenarte de energía al conectar con la naturaleza es algo único, y lo genial de Ecuador es que tienes de todo para lograrlo: playa, montañas, selva, y un sin número lugares por recorrer, algunos conocidos y otros no tanto, como lo es, por ejemplo, esta ciudad de piedra llamada Carachula.

Carachula (que significa Chola-bonita) es conocido por tener formaciones rocosas que llegan a medir hasta 50 metros. Este lugar increíble que parece salido de una película de ficción se encuentra en la zona austral de Ecuador, a solo 2 horas de Cuenca.

Por supuesto que les voy a contar sobre este lugar, pero vamos por partes. Para iniciar, habíamos decidido entre mi grupo de amigos ir a este emblemático lugar del cantón Santa Isabel, pero para aprovechar el tiempo, decidimos armar una ruta que disfrutemos todos. Cabe recalcar que Cuenca y sus alrededores, son por mucho, mis sitios favoritos para actividades como trekking, camping y tomar fotografías. Ya sabrán por qué.


A tan solo 2 horas y media de recorrido desde Guayaquil, hicimos nuestra parada estratégica en Cajas. ¡Las recomendaciones para el viaje se las dejo en la parte derecha de esta entrada!

Yes, por estas cosas recomiendo zapatos impermeables y muchas, muchas medias.

Disfrutamos un recorrido rápido por este parque nacional, tomamos fotos, caminamos, nos caímos, nos reímos y luego volvimos al ruedo porque teníamos mucho camino por delante. Así fue como 50 minutos más tarde llegamos a la ciudad de Cuenca.

Aprovechamos para estirar, encontrarnos con un amigo que sería nuestro guía para esta aventura y almorzar una deliciosa fritada que nuestro anfitrión nos había preparado.

En caso de no tener suerte como nosotros de tener un guía/chef/amigo en el camino les recomiendo lugares en la ciudad de Cuenca como El Mercado o Tiesto’s, muy conocidos por sus deliciosos platos que siempre te hacer querer volver.

Y así, comidos, descansados y con nuestros abrigos a la mano para protegernos de los 3° de temperatura regulares de aquella zona, estábamos listos para comenzar nuestra travesía hacia nuestro destino final.

Salimos de Cuenca, tomamos la Vía Girón – Santa Isabel para llegar a la parroquia Shaglli. Sabíamos que ya estábamos cerca cuando veíamos que las formaciones rocosas se hacían más y más grandes desde la ventana del auto.

El camino para llegar a Carachula no es el más bonito, está lleno de piedras y baches. Nosotros fuimos 5 personas en un sedán y nos quedamos botados a medio camino, de hecho, tuvimos que entrar a propiedad privada y pedir que no dejen acampar en el patio de una pequeña hacienda. Una de esas maravillosas historias que la aventura te regala.

Ya entrada la noche, y obligados a acampar por lo oscuro y peligroso que se podía volver el terreno (con el permiso a los dueños de esa propiedad, por supuesto), armamos el campamento, encendimos fogatas y a comer (nuestros anfitriones y guías son unos cracks en camping, llevaron una cocineta portátil y ahí pudimos calentar y hacer nuestra cena tranquilos)

La típica foto de camping. Los malvaviscos no pueden faltar. Al siguiente día, luego de haber dormido tiritando de frío (no olviden su colcha de tigre, amigos), seguimos el camino que nos faltaba para recorrer, con un poco más de energía.


Al llegar, no podíamos creer todo lo que estaba al frente nuestro, entendíamos por qué llamaban a Carachula, una “ciudad encantada”.

Lo realmente recomendable para disfrutar un paseo de esta magnitud es caminarlo, los más de 3.000 metros de altura lo pueden hacer un poco difícil, para los que no estamos acostumbrados, pero de verdad vale la pena por disfrutar aquellos paisajes.

¡Vaya que sí es una ciudad de piedra! Hay largos caminos de roca que simulan las grandes avenidas donde estamos acostumbrados a vivir. Formaciones rocosas altas que fingen ser enormes rascacielos, incluso hay caminos que interconectan diferentes senderos del sector, como si estuvieras caminando por las calles de tu barrio.

Aparte de tener esta similitud a una ciudad real, en este sitio, conocido como último templo cañari y centro de adoración, hay alrededor de 15 formaciones rocosas con gran altura. Era genial buscar una forma entre estas piedras. Yo vi un jarrón, un buitre, un rostro, ¡Hasta una que parecía el cuello de una tortuga!

El Centro Espiritual o centro de energía, una cueva o especie de cañón donde rezaban a los dioses en época de cañaris.

Otra forma de divertirme, era dejar volar la imaginación y sentirme en la prehistoria y con tantas cuevas, cavernas y cavidades verticales abiertas, me hacían pensar que fueron usados para resguardarse del frío, guardar comida o tal vez  un buen lugar para jugar a las escondidas.

Con ganas de ver más, buscamos la forma de subir a una de esas piedras gigantes. Aunque desde abajo parecen subidas casi imposibles de concretar, que te hacen pensar “Así se debió sentir Iván Vallejo antes de subir las catorce montañas más altas del mundo”, por suerte para nosotros, nuestras “montañas” no miden más de 100 metros y tienen un sendero marcado para ayudarte a llegar a la cúspide.

Cansados y satisfechos después de haber conocido tanto, subir 6 formaciones rocosas (lo sé, no hicimos ni la mitad) y con una cámara llena de fotografías y con algunos altercados en el camino, decidimos emprender nuestro retorno (ya saben, para que no se haga muy tarde en la carretera porque mañana hay que trabajar).


Pero antes de terminar, les dejo una de las tantas leyendas que hacen que este lugar, una peculiar “Ciudad Encantada” :

El más famoso mito que rodea a Carachula toma su lugar en Viernes Santo. Pasadas las 00:00 horas la ciudad compuesta por piedras y minerales cobra vida durante una

hora. Hasta que las campanas de la iglesia toquen, si te encuentras en el lugar después de eso, te petrificarás comenzarás a formar parte de la conocida

“Ciudad de Piedra”.

Hay muchas otras historias que hacen realmente llamativo a este lugar, pero te dejaré que las descubras cuando lo visites, así que ¡Agrégalo ahora mismo en tu bucket list!


Datos importantes
Presupuesto:
más de $100
Tiempo recomendado:
2 días
Experiencia relatada por:
Daniela Medina

Unete a nuestra familia de viajeros

Si te encanta viajar este es el lugar para ti. Conoce nuestros beneficios, y si deseas escribir para el blog escríbenos a info@viveviajando.ec

Remuneración por experiencia relatada.

Acceso a eventos
exclusivos de viajes

Exposición en nuestros medios digitales