Descubriendo la Isla Trinitaria

Roberto Valdez

Leer la experiencia

Datos importantes
Presupuesto:
Menos de $100
Tiempo recomendado:
1 días

Descubriendo la Isla Trinitaria

Mis amigos de Primax me llamaron para invitarme a formar parte del equipo de producción que iría a la Isla Trinitaria para conocer de cerca las personas y los lugares donde la película Siguiente Round se desarrolló y no dudé en aceptar, porque es cierto que la Isla Trinitaria es una zona marginal, pero me llevé una gran sorpresa que cambio por completo mi apreciación hacia este lugar, que muchos no pensarían en ir, peor en llevar tu equipo fotográfico, sin conocer absolutamente nada.

pero,

¿Por qué no?

me pregunté.

A las 09H20 llegamos a la Gasolinera Primax del Mall del Sur, ahí nos dieron un snack a todo el equipo, luego de terminar todo y llenar el tanque del carro, nos fuimos a la Isla Trinitaria, donde nos recibieron con las sonrisas más grandes que he visto, un montón de niños que por curiosidad de acercaban a mi lente y yo aproveché para hacerles un montón de fotos.

También contamos con la presencia de los protagonistas de Siguiente Round, una película sobre cómo con muchas ganas puedes crecer y comerte el mundo, no importa de dónde vengas, lo mejor de todo es que la película es real, con jóvenes que sacaron de las calles y Jackson el "Destructor" puso a entrenar para darles un mejor futuro, ademas de representar al país en competencias internacionales.

Luego nos llevaron en lancha con tambores hacia la escuela de box, ahí tuve la dicha de ver el lugar donde estos jóvenes forjan su futuro, con entrenamientos fuertes pero que saben que son necesarios para llegar a la meta que tienen, ahí el profe Jackson nos dio una breve charla sobre la historia de cada uno de los chicos que ha rescatado de la calle, junto a él se encontraba "Ratita", un joven que hace poco había ido a participar a un torneo en EEUU, y cada historia es tan inspiradora como el personaje que se relata en ella.

Mientras estábamos en la escuela de box, muchos niños se acercaban a las rejas para ver qué estaba pasando, yo obvio aproveché nuevamente para hacerles fotos, porque se sentía que era bienvenido en este lugar, por el trato de todos. Luego con más tambores nos subimos a la lancha para hacer todo un recorrido a las aguas que rodean a la Isla Trinitaria, que con el rico clima que tuvimos, disfrutamos un montón viendo aves y la brisa en nuestros rostros.

Al llegar de nuevo al punto donde inicimos nuestro viaje, nos recibieron con música, tambores y el ritmo de ellos que invadían nuestros cuerpos, tanto que hasta hoy recuerdo ese ritmo que tocaban.

Luego de una hermosa presentación de danza y música nos dieron un delicioso almuerzo típico esmeraldeño, que como siempre, te lo daban con la sonrisa más grande que hayas podido ver.

Luego, ya en el bus que me llevaba de regreso a la ciudad, pensé lo afortunado que fui de poder conocer este lugar que nunca había tenido la oportunidad de visitar. A veces la vida te pone en lugares que nunca hubieras pensado estar, pero que estando ahí, no te arrepientes ni un poco.

La Isla Trinitaria como tal, es una zona marginal de la ciudad, pero la verdad que mi experiencia cambió mi forma de verla, de tantas risas, tanta gente amable que me recibió con los brazos abiertos, tantas risas que me sacaron, la verdad es que ya quisiera volver a verlos a todos.

Casi siempre nos llenamos de prejuicios, pero a veces también tienes que experimentarlos para comprobar si realmente son así o no. Espero que te haya gustado este artículo y espero que leas más de los míos,

- Robinski

Datos importantes
Presupuesto:
Menos de $100
Tiempo recomendado:
1 días
Experiencia relatada por:
Roberto Valdez

Unete a nuestra familia de viajeros

Si te encanta viajar este es el lugar para ti. Conoce nuestros beneficios, y si deseas escribir para el blog escríbenos a info@viveviajando.ec

Remuneración por experiencia relatada.

Acceso a eventos
exclusivos de viajes

Exposición en nuestros medios digitales